lunes, 14 de enero de 2008

Una boda en tonos azules


El color azul transmite frescura y además, agrega a la decoración, un aura de tranquilidad, y si tu boda la realizarás en verano, este color caerá a pelo para la decoración.

Así, para los elementos decorativos puedes usar sus distintas tonalidades mezcladas con color blanco, crema o beige.

Por ejemplo, sobre la mesa coloca manteles en colores azul claro; los platos pueden ser de vidrio transparente y en el centro, flores blancas como por ejemplo, hortensias.

Recuerda además que estas flores abundan mucho en verano y que tienen unas tonalidades blancas y violetas que armonizarán muy bien con este color.

De otro lado, no hay que olvidar las velas decorativas, estas pueden ser de color blanco con cintas de color crema y azul. Coloca este mismo color de cintas sobre los forros de las sillas y también en las servilletas.

No olvides que al elegir un tema para la boda, este debe ser aplicado en cada uno de los detalles decorativos que elijas. Por tanto, piensa que desde la iglesia hasta el lugar del banquete tendrán que estar emparentados.

Finalmente, no olvides que la tarta, el bouquet, la flor que lleva el novio y la decoración del espacio de la ceremonia también deben llevar este color y sus combinaciones.



Artículos relacionados: